Ojeras, ¿por qué se forman?

Todos conocemos de cerca, lo visibles que pueden llegar a ser las orejas.
Pues vamos a explicar un poquito del por qué aparecen bajo los ojos, y cómo podemos evitarlas -en medida de lo posible-

Las ojeras que todos sufrimos son un cambio en el color de la piel en la zona justo bajo los ojos, por lo general un oscurecimiento.

Ya de por sí las poblaciones mediterráneas, por su pigmentación, suelen ser mas «ojerosas» que otras poblaciones de piel blanca.

La piel de alrededor de los ojos es mucha mas fina que la del resto del cuerpo humano, tan sólo 0,5 milímetros de grosor de media - cuando en la mayor parte del cuerpo ronda los 2 mm- y por lo tanto es algo mas translúcida, justo debajo lo ue tenemos no es más que infinidad de vasos sanguíneos, que llevan sangre a los ojos y nariz, en su mayoría vasos venosos, que suelen ser mas azulados que los arteriales.

Toda actividad que provoque palidez y/o vasodilatación, como puede ser el cansancio generalizado o la fatiga visual, puede contribuir a formar y potenciar las ojeras.

 La fatiga, el estrés o la anemia producen palidez, la piel se vuelve más translúcida, lo que permite que veamos nuestros propios vasos sanguíneos donde la piel es más fina, justo debajo de los ojos. Tambiñen pueden ser negativos algunos medicamentos vasodilatadores o alergias que también pueden producir ojeras, por el mismo proceso que hemos comentado.

Así que ya sabéis el secreto está en mantener la piel viva, mantenernos sanos, alejando la palidez, y reducir la vasodilatación en la zona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario