Las melvas malagueñas se vuelven hermafroditas

Extraído de El mundo

Ejemplares de bacoreta.
Ejemplares de bacoreta

Científicos del centro de Instituto Español de Oceanografía (IEO) en Málaga han detectado ejemplares hermafroditas de bacoreta, un pez similar a la caballa y la melva que se pesca en el Mediterráneo y que hasta ahora nunca había presentado este fenómeno de manera natural. El estudio, publicado en la revista 'Marine Biodiversity Records', apunta a la contaminación de las aguas como el factor clave de esta transformación.
De momento sólo se han encontrado dos ejemplares, pero capturados en años consecutivos, 2011 y 2012, lo que ha despertado la alarma entre los científicos. Los estudios desarrollados desde los años 90, como el del pez espada en el Adriático, han revelado que determinados compuestos artificiales similares a las hormonas humanas (los estrógeno-miméticos) pueden producir intersexualidad en algunas especies.
Su consumo a dosis normales no tiene efectos en la salud humana (no más que el de otros peces que acumulen contaminantes), pero un aumento del porcentaje de hermafroditismo en la especie sí podría tener consecuencias nefastas para su reproducción. "Aunque desarrollen órganos de ambos sexos, estos ejemplares son incapaces de reproducirse. Ya se ha constatado la desaparición de algunas especies de rana por este mismo motivo", explica David Macías, científico del IEO y miembro del grupo que ha investigado estos casos.
Es pronto para certificar que la contaminación sea el motivo único del problema, pero la detección de los ejemplares va a servir, como mínimo, para incrementar el control sobre la presencia de sustancias tóxicas en los caladeros donde se pesca la bacoreta y otros peces de la familia de los túnidos.


La prohibición del uso de plaguicidas como el Dicofol o el DDT, ampliamente usados en el pasado, reduce el riesgo en este sentido, pero a las aguas del Mediterráneo llegan otras sustancias que pueden actuar como estrógeno-miméticos, como las que recubren el interior de las latas de bebidas, derivados plásticos o los restos de fármacos anticonceptivos, cargados de hormonas. "El Mediterráneo es un sumidero, especialmente en aquellas zonas que están menos expuestas a las corrientes de agua procedentes del Atlántico", explica David Macías.
La bacoreta (Euthynnus alletteratus) es un túnido de menor tamaño que el atún y mayor que la caballa o la melva, que puede alcanzar 120 centímetros de longitud y 16 kilogramos de peso. Además de en el Mediterráneo, está presente en el Mar Negro, el Caribe y el Golfo de México.
Los fondos de un proyecto europeo cubren al menos por dos años más los costes que supone para el IEO la captura de los ejemplares. La financiación del resto de la investigación, incluido el análisis de los contaminantes, debe obtenerse a través de convocatorias de ayudas a la investigación.

FRANCISCO JAVIER RECIO Sevilla

No hay comentarios:

Publicar un comentario