El Ice Bucket Challenge ha derrochado por lo menos 36 millones de litros de agua

Y la cifra va en aumento.

Desde hace unos días, el reto del balde de agua helada (conocido mundialmente como ‘Ice Bucket Challenge’), que busca loablemente financiar investigaciones para la esclerosis lateral amiotrófica (ELA), ha generado diversas reacciones.

En un escenario donde los efectos del cambio climático y la progresiva contaminación de las fuentes de agua ponen en riesgo la dotación del recurso hídrico para su potabilización y consumo poblacional, alentar el derroche del agua potable para justificar una campaña loable para la sociedad resulta, por lo menos, contradictorio.
Recordemos que la campaña ha atravesado fronteras y que en muchos lugares el agua no es tan abundante, como creemos.

Según la Organización de Naciones Unidas (ONU) una persona necesita por lo menos 110 litros de agua al día para su consumo, alimentación  e higiene. De acuerdo a estimaciones, se calcula que el total de agua derrochada hasta el momento por la campaña del baldazo de agua helada más de 36 millones de litros de agua.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada